A joint media project of the global news agency Inter Press Service (IPS) and the lay Buddhist network Soka Gakkai International (SGI) aimed to promote a vision of global citizenship which has the potentiality to confront the global challenges calling for global solutions, by providing in-depth news and analyses from around the world.

Please note that this website is part of a project that has been successfully concluded on 31 March 2016.

Please visit our project: SDGs for All

Educación para la ciudadanía mundial respalda esfuerzo de la juventud para construir sociedades pacíficas.

Por Kanya D’Almeida

NACIONES UNIDAS (NDI) A mediados de 2015, el números de personas jóvenes entre las edades de 10 a 24 se situó en 1,8 billones, representando de esta manera a la mayor población joven de la historia.

Según las Naciones Unidas, una gran parte de este grupo demográfico se encuentra en el hemisferio sur y comprende niños y adolescentes que conforman una mayoría de las poblaciones combinadas de los 48 países en vías de desarrollo del mundo.

Durante la última cumbre de la ONU convocada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), varios líderes juveniles señalaron que la juventud actualmente enfrenta una multitud de dificultades.

"Los conflictos, la corrupción y el cambio climático representan sólo algunos de los desafíos que enfrentan los jóvenes a diario", dijeron los participantes de la conferencia que se llevó a cabo el 10 y 11 de septiembre sobre el rol de la Educación para la Ciudadanía Mundial (GCED, por sus siglas en inglés) en la construcción de la paz en la juventud.

"El desplazamiento, la violencia, el desempleo y el analfabetismo también plantean desafíos a la generación más joven", añadieron los participantes, apuntando a la necesidad de una transformación "radical" en las estructuras locales, nacionales e internacionales que fomente y permita la participación de los jóvenes en los más altos niveles de toma de decisiones y planificación de políticas.

Mediante el GCED, un sistema basado en la inclusión, el respeto mutuo y la tolerancia por todas las culturas, religiones y los pueblos desarrollado con el objetivo de apoyar la Primera Iniciativa de Educación Global (GEFI, por sus siglas en inglés) del Secretariado General de la ONU, una nueva generación de líderes juveniles espera poder realizar avances en los ámbitos de desarrollo, derechos humanos, paz y seguridad.

Debido a que los jóvenes de todo el mundo se ven afectados en forma desproporcionada por la violencia y el conflicto, consideran que la participación juvenil se requiere con mayor urgencia en este último campo, que constituye uno de los tres pilares de las Naciones Unidas.

La información proporcionada por el enviado especial para la juventud del Secretariado General plantea que los jóvenes comprenden el 40 % de casi los 1,5 billones de personas que viven en áreas frágiles y devastadas por la guerra alrededor del planeta, mientras que el último informe de la ONU acerca de la participación de los niños en los conflictos armados mostró el rápido aumento de los niños como víctimas de guerra.

Las continuas crisis políticas, económicas y ambientales, incluyendo los conflictos prolongados, como los de Siria, Afganistán e Irak, también están empujando a cientos de miles de jóvenes de sus hogares; en 2011, 14 millones de jóvenes fueron desplazados como consecuencia de la guerra y los desastres naturales.

Un estudio global sobre el índice de homicidios publicado por la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (ONUDD) encontró que los varones entre los 15 y 19 años son más vulnerables a la muerte por arma de fuego, mientras que las mujeres y niñas que viven en sociedades plagadas de violencia armada corren un "alto riesgo" de ser asesinadas por sus parejas.

El 43 por ciento de las víctimas de homicidios a nivel mundial tienen entre 15 y 29 años, mientras que los hombres jóvenes en el continente americano representan una de cada siete víctimas de homicidios en todo el mundo.

A pesar de estas realidades, los jóvenes opinan que rara vez se les permite participar.

Durante la reunión del mes pasado en la sede de la ONU, Ahmad Alhendawi, el primer enviado para la juventud del Secretario General Ban Ki-moon, reprobó el hecho de que el terreno de la paz y seguridad ha sido tradicionalmente un "club exclusivo" abierto sólo a expertos, diplomáticos y políticos.

Recordando el reciente Foro Mundial sobre la Juventud, Paz y Seguridad en Jordania, Alhendawi llamó la atención sobre los puntos de acción establecidos en la Declaración de la Juventud de Amman, un documento ambicioso que incorpora las opiniones de 11 000 jóvenes de todo el mundo.

Su recomendación principal a la comunidad internacional es el establecimiento de un marco normativo mundial que aborde "las necesidades específicas, los activos, las identidades posibles y diversas de los jóvenes en conflicto y escenarios postconflicto para el 2017".

Esta declaración también pide al Consejo de Seguridad aprobar con urgencia una resolución sobre la Juventud, Paz y Seguridad, además de destacar otras áreas de especial interés para los jóvenes que incluyan la igualdad de género y el empoderamiento socioeconómico.

De hecho, las mujeres jóvenes enfrentan casi el doble de la carga que sus colegas masculinos, ya que también son más propensas a la violencia de género y los riesgos relacionados con la salud reproductiva.

De acuerdo con la Comisión de Mujeres Refugiadas, los 51 países que sufren algún tipo de conflicto desde 1986 también reportaron altos niveles de violencia sexual contra niñas adolescentes.

La ONU dice que las complicaciones que surgen durante el embarazo y el parto representan la "segunda causa de muerte de las adolescentes en los países en desarrollo", que asciende a decenas de miles de muertes al año.

Cada año, 200 000 niñas menores de 18 años dan a luz a diario en países en desarrollo.

Y si las tendencias actuales continúan, 15 millones de niñas en el rango de 15 a 19 años sufrirán mutilación genital femenina entre ahora y el año 2030.

Los jóvenes también continúan siendo excluidos en forma desproporcional de la mano de obra, según los datos arrojados por una encuesta realizada el 13 de octubre.

El informe "Soluciones para el empleo de los jóvenes" reveló que los jóvenes comprenden el 40 por ciento de las personas desempleadas en el mundo, y son cuatro veces más propensos que sus colegas adultos a estar sin trabajo.

Sin embargo, los jóvenes líderes en la cumbre hicieron un llamado a no considerar a los jóvenes solo como víctimas de sus circunstancias. [IDN-InDepthNews – 15 de octubre de 2015]